El gobierno de Estados Unidos le quita un Oscar a Leonardo DiCaprio

El actor tuvo que regresar la estatuilla dorada para cooperar con una investigación de lavado de dinero que está en curso.

Leonardo DiCaprio ha tenido que ceder al gobierno de Estados Unidos un Oscar… pero por fortuna para él no se trata del que ganó como Mejor Actor por The Revenant en 2016, sino de la estatuilla dorada de Marlon Brando que le pertenecía.
DiCaprio se volvió en el propietario de este premio cuando la empresa Red Granite Pictures se lo obsequió; sin embargo, debido a que esta casa productora fue acusada de malversación de fondos en Malasia, el departamento de justicia de su país le pidió que la devolviera.
Dicha investigación también obligó a la estrella de Hollywood a devolver dos valiosas obras de arte de Picasso y Basquiat, que estaban valuadas en 3.2 y 9 millones de dólares, respectivamente, y una costosa fotografía de Diane Arbus, debido a que se sospecha que se compraron con dinero lavado en Malasia.

Red Granite Pictures es una de las productoras de The Wolf of Wall Street, filme en el que invirtió 100 millones de dólares, aproximadamente. El representante de DiCaprio fue quien confirmó que su cliente había regresado la estatuilla y demás objetos de valor para cooperar con la investigación.
El actor californiano, quien estuvo recientemente en Los Pinos para hablar con el presidente Enrique Peña Nieto sobre la importancia de salvar de la extinción a la vaquita marina, figurará en 2018 en The Black Hand, drama adaptado del libro homónimo de Stephan Talty, en donde interpretará a Joe Petrosino, un policía que busca vengarse de una despiadada mafia italoamericana.

Comparte con tus amigos