“Exceso de personajes fue el fallo de Escuadrón suicida”

Suicide squad (Escuadrón suicida) fue la película más taquillera del verano de 2016 y con sus casi 750 millones de dólares se convirtió en uno de los grandes blockbusters del año pasado. Sin embargo, la cinta de David Ayer no consiguió convencer a muchos fans de los cómics de DC y Chris Pratt, uno de los protagonistas de Guardianes de la Galaxia de Marvel, la casa rival, sabe cuál es la razón.

El actor que da vida a Star-Lord en la franquicia cósmica ha explicado en una entrevista para i09 por qué los villanos de DC no terminaron de cuajar entre los fans de los cómics pese a que a él, particularmente, sí le gustaron. El problema, dice, está en la cantidad no en la calidad.

“Me gustan bastante las películas de Warner Bros.”, afirma Pratt. “Pienso que son geniales y no suelo ser muy crítico con ellas. Pero uno de sus fallos fue que presentaron demasiados personajes en Suicide squad”, explica el actor hollywoodense.

“Se pasaron 10 minutos contándonos por qué nos tienen que importar esos personajes, en lugar de crear trilogías alrededor de cada personaje y convencernos de su importancia”, sentencia el intérprete de Peter Quill.

Curiosamente, la saga cinematográfica superhéroes de Pratt también es una saga coral, ya que en Guardianes de la Galaxia, cuya cinta estrenó este fin de semana, su personaje Star-Lord comparte protagonismo con Drax (David Bautista), Gamora (Zoe Saldana), Rocket (voz de Bradley Cooper) y Baby Groot (voz de Vin Diesel).

Comparte con tus amigos