Escudo antimisiles de EU ya está operando en Corea del Sur

Washington y Seúl habían acordado en julio el despliegue del escudo antimisiles THAAD, tras una seguidilla de ensayos de misiles por parte de Corea del Norte.

Un polémico escudo antimisiles estadounidense, cuyo despliegue enfureció a China, ya está operativo en Corea del Sur, informó un funcionario norteamericano de defensa.

“Él (el sistema) ha alcanzado su capacidad inicial de interceptación”, dijo el funcionario a la AFP bajo condición de anonimato.

Beijing se opone a la activación del sistema de Defensa Aérea de Alta Altitud Terminal (THAAD, por su sigla en inglés), argumentando que su radar podría ser usado para espiar en su territorio, pese a las garantías de Washington de que su cometido es puramente defensivo.

Estados Unidos quiere que China use su influencia con Pyongyang para controlar el progresos de sus programas nuclear y de misiles, y no está claro cómo reaccionará Pekín al desarrollo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró la semana pasada que es posible un “gran, gran conflicto” con Corea del Norte y que la activación del THAAD añade otro estrato de complejidad a la escalada de las tensiones.

El sistema generó igualmente polémica en Corea del Sur. El favorito para ganar la elección presidencial el 9 de mayo pidió que se aplace el despliegue hasta que el próximo gobierno acceda al cargo y pueda revisar la decisión. A los residentes locales les preocupa la posibilidad de convertirse en el objetivo de los misiles de Corea del Norte.

Funcionarios estadounidenses que pidieron mantenerse en el anonimato indicaron que el THAAD está inicialmente operativo. No obstante, tardará varios meses en estar completamente listo, advirtió uno de los funcionarios.

Un segundo funcionario dijo que Corea del Sur estableció el 30 de abril una “medida de control sobre la zona operativa restringida” en el lugar en que se desplegó el THAAD, con el objetivo de poder dirigir el espacio aéreo. El funcionario agregó que la batería está preparada para realizar misiones operativas iniciales.

Washington y Seúl habían acordado en julio el despliegue del escudo antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defense), tras una seguidilla de ensayos de misiles por parte de Corea del Norte.

Con información de Reuters y AFP

Comparte con tus amigos